viernes, junio 13, 2014

Café Oma convierte sus desechos de café en hongos comestibles

Transformar en proteína la pulpa de café desechada por las cafeterías a través del uso de hongos comestibles altamente nutritivos, es el objetivo del programa que viene adelantando la Fundación Siembre un Árbol en alianza con Café Oma, disminuyendo el impacto ambiental de los desechos de las cafeterías y promoviendo la producción orgánica de hongos comestibles  en Colombia.
“Enseñamos que sí es posible generar valor a partir de lo que antes era basura, transformando modelos de negocios y aumentando la concientización ambiental de empresas y consumidores. Esperamos que esta  buena práctica sea un ejemplo que nos permita crecer a nivel nacional”, afirmó Rafael Fernando Amaya, director de proyectos de la fundación.
Para las personas que quieran adquirir las setas, existen dos canales de distribución: vía internet, a través de la Ecotienda del sitio web de la Fundación y a través del distribuidor de setas Potín. 
Este es el resultado de siete años de investigaciones sobre residuos agrícolas de la zona cafetera adaptados a un modelo de agricultura urbana para la producción de hongos comestibles Pleurotus Spp.
En los dos meses del proyecto piloto en alianza con Café Oma, se ha logrado recolectar cerca de dos toneladas de borra de café de los puntos de venta participantes, evitando que estos residuos terminen en los rellenos sanitarios y logrando una disminución de gases de efecto invernadero, GEI.
Luego de cosechada la seta comestible, el residuo final es abono orgánico, cerrando el ciclo de vida del café.
Hasta la fecha, la Fundación Siembre un Árbol ha invertido $60 millones en el proyecto, desde la investigación a la construcción  de una planta de producción en Chía donde se realiza el proceso.

No hay comentarios.: