viernes, enero 27, 2012

I Hate My Teenage Daughter llega a la pantalla de Warner Channel


En febrero, y junto al estreno de Are You There, Chelsea?, Warner Channel presentará otro debut en su pantalla: I Hate My Teenage Daughter, una nueva serie en estreno exclusivo para la región protagonizada por Jaime Pressly (My Name Is Earl) y Katie Finneran (The Inside), a emitirse a partir del jueves 2 de febrero a las 9p.m..
En cada episodio podremos ver a Annie Watson y Nikki Miller, dos madres que, sintiéndose siempre “un cero a la izquierda” durante su adolescencia, desearon que sus hijas sean todo lo populares que ellas no fueron. Pero al tratar de darles todo, terminaron en cambio creando a dos bellezas que se están convirtiendo en lo que ellas tanto odiaban a su edad.
Annie (Jaime Pressly), que creció en una familia ultra estricta y conservadora, comienza a notar que le ha permitido hacer a su hija Sophie (Kristi Lauren) todo lo que ella tenía prohibido, situación que la adolescente aprovecha para avergonzar a su madre en cada ocasión posible.
Por su parte, Nikki (Katie Finneran) fue una impopular adolescente con sobrepeso, que con mucho esfuerzo consiguió convertirse en una "belleza sureña". Ahora, Nikki está notando que su hija Mackenzie (Aisha Dee) se está transformando en una joven intrigante y manipuladora.
Para completar el cuadro, los ex-esposos de Annie y Nikki tampoco ayudan demasiado. Matt (Eric Sheffer Stevens), el ex de Annie, quisiera ser una figura paterna de autoridad, pero no tiene la menor idea de cómo hacerlo, por eso se respalda en su hermano Jack (Kevin Rahm), un exitoso y guapo abogado que cumple mejor ese rol con Sophie. Gary (Chad Coleman), el ex de Nikki, también trata de ayudar, pero la complicada relación que mantiene con su ex-esposa hace las cosas más difíciles.
En esta simpática serie se verá cómo todas estas situaciones plantearán un desafío permanente para las dos amigas, que deberán unirse y hacer grandes intentos, poniendo mucho humor y corazón, para imponer un orden que evite que sus hijas se conviertan en el mismo tipo de chicas que ellas siempre odiaron y temieron cuando tenían su edad. ¿Podrán lograrlo?

No hay comentarios.: