miércoles, agosto 18, 2010

El re-envase de aceites y grasas comestibles está acabando con la industria y pone en riesgo la salud de los colombianos

La Asociación Colombiana de la Industria de Grasas & Aceites Comestibles -Asograsas- denunció que la ilegalidad, centrada en la práctica del re envase de aceites, es uno de los problemas que está acabando con el desarrollo de la industria nacional. Así lo evidencian las cifras de disminución en las ventas y participación de mercado, en la medida que las empresas enfrentan prácticas de competencia desleal que incluyen violación tanto a las normas sanitarias como comerciales, tributarias, aduaneras y cambiarias.
A lo anterior se suma, con gran preocupación, que la falta de control y estándares de salubridad en los procesos industriales, ponen en riesgo la salud de los consumidores y puede convertirse en un problema de salud pública. De acuerdo con las cifras de Nielsen, la participación de mercado de la industria formal pasó del 80% en el año 2005 a un 63% en el 2009. Con una caída en las ventas del 17 sólo en el último año. Por su parte, la ilegalidad pasó de representar el 6% del mercado en el año 2005, al 12% en el año 2008 y aumentó al 20% en el primer semestre del 2009.
“En el caso de la industria de aceites comestibles, además de poner en riesgo el desarrollo del sector genera engaño al consumidor y, dada la falta de procesos industriales adecuados, es un problema de salud pública. Hemos alertado a las autoridades sobre este fenómeno y consideramos que es necesario trabajar en una normatividad clara, una mayor vigilancia y control para evitar esta clase de prácticas y permitir el desarrollo competitivo del sector” precisó Angela María Orozco, Presidenta de Asograsas. Quien agregó “tal y como lo ha destacado el Gobierno Nacional y los estudios de diversos centros de análisis la ilegalidad es uno de los mayores problemas de desarrollo y crecimiento económico y social que enfrenta el país. Se trata de una problemática que está impactando la economía nacional y que urge tomar medidas”
La industria nacional de aceites y grasas comestibles genera en el país más de 5 mil empleos formales. En los últimos años ha invertido en el desarrollo de nuevos productos que permiten ofrecer a los consumidores mayores alternativas lanzando al mercado aceites funcionales (bajos en grasas y colesterol, con mejores propiedades nutricionales), con los más altos estándares de calidad tanto en su producción como en su comercialización. Al evaluar el fenómeno de la ilegalidad por regiones, este se hace más evidente en determinadas zonas como la Costa Atlántica y Pacífica, donde se han disminuido notoriamente las ventas de empresas formales. En el caso de la Costa Atlántica (Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Guajira, Magdalena, Sucre) entre el 2005 y el 2008, la disminución en las ventas de las empresas tradicionales fue de un 30%. Para el 2009, esta disminución alcanzó el 14% respecto al 2008. En la zona Pacífica (Cauca, Nariño y Valle), en el periodo 2005-2008, la disminución en las ventas alcanzó el 30% para las empresas tradicionales frente a un aumento de 85% del mercado ilegal.

No hay comentarios.: