jueves, mayo 07, 2009

Goodyear cumple su año 100, en la producción de llantas para aviones

Hacia 1903, los Hermanos Wright hicieron historia con su primer vuelo exitoso en un aeroplano autoimpulsado hacia Kitty Hawk N.C. En los años siguientes, ellos hicieron grandes progresos en el aire, pero aterrizar era todavía un reto. Su estilo de equipo de aterrizaje, como corredor de trineo - eso, sin mencionar los difíciles terrenos de aterrizaje - exigía un alto grado de habilidad y precisión. Esto cambió en 1909 cuando Goodyear introdujo la primera llanta construida para ser usada en aviación. La llanta para avión fue construida por los ingenieros de la compañía para ser de peso ligero, resistente a pinchazos y fácil de quitar.
En 2009, Goodyear continúa proporcionando productos innovadores para los cielos y esto es celebrado en el aniversario No 100 de la Aviación Goodyear. “ Nadie podría haber previsto que el negocio de aviación Goodyear de esa época, duraría al menos 100 años ", dijo Pierre Jambon, Gerente General de Aviación a nivel global. “Pero hemos prosperado haciendo las mismas cosas que hicimos al principio: desarrollo de nuevos productos innovadores para alcanzar las necesidades cambiantes de la industria de la aviación".
Las llantas de aviación de Goodyear pueden reclamar "ser los primeros" en la industria. La compañía introdujo la primera llanta de avión reencauchable en 1927, abriendo una era de más bajo costo de operación que es todavía una parte vital de la industria de la aviación hoy en día. Goodyear Airwheel (1928) fue la primera llanta de aviación de baja presión, que prácticamente eliminó la necesidad de un rin al montarla directamente en el cubo del eje. En 1939, Goodyear extendió su maestría de llantas en otras áreas de la aeronáutica, produciendo rines, frenos, fuselajes y otros componentes críticos para la aviación militar. Ése año, la Compañía aérea de Goodyear fue creada y se dedicó completamente a este esfuerzo. Con el tiempo, la compañía desarrolló el primer piloto automático exitoso para helicópteros, implementado durante la participación estadounidense en la Guerra coreana y produjo el exitoso avión Corsair.
El tiempo de paz presentó magníficas oportunidades para la aviación Goodyear. En 1971, los astronautas americanos Alan Shepard y Ed Mitchell en la misión lunar de Apolo 14, fueron equipados con una carretilla de recolección de muestras diseñada para la superficie lunar. El dispositivo de dos ruedas vino equipado con llantas Goodyear. En la siguiente misión, el primer carro lunar se destacó por sus revolucionarias llantas de metal y alambre fabricadas por Goodyear. Después de esa década, la experiencia de Goodyear en la fabricación de llantas para la aviación militar fue aplicada sobre un área creciente de aviones de pasajeros. Jets de negocios, como aquellos fabricados por Lear, Gulfstream, el Bombardier y Cessna, los cuales se hacían cada vez más populares. Se pasó de motores de hélice a motores de propulsión a chorro, los cuales necesitaban llantas relativamente pequeñas que pudieran manejar altas velocidades. El vuelo con llantas Eagle –basado en una llanta construida para vuelos militares de altas velocidades-se convirtió en el producto escogido, especialmente por los fabricantes antes mencionados.
Mientras el avión "de negocio" se hacía más pequeño y más rápido, los aviones comerciales se hacían más grandes y eran usados para transportar carga además de pasajeros. En los años 1970, Goodyear comenzó a suministrar llantas a FedEx y la aerolínea Southwest. FedEx empezó a retomar el negocio de los aviones para despachar 36,000 paquetes por día. Ahora, el carguero maneja 7.5 millones de envíos por día, en gran medida sobre llantas Goodyear.

No hay comentarios.: