martes, diciembre 04, 2007

La mayoría de los bancos globales no pueden estimar sus riesgos anuales y el costo de controlarlos, según estudio de Ernst & Young

Los modelos operativos de gestión de riesgos y cumplimiento regulatorio de la mayoría de los grandes bancos a nivel mundial se encuentran fragmentados, son ineficientes y carecen de flexibilidad para soportar el ritmo y la complejidad de la nueva regulación y los requerimientos de cumplimiento, de acuerdo con el estudio realizado por Ernst & Young, The Future State of Governance, Risk, and Control: Findings from a Survey of the World´s Largest Bank. Como resultado de este estudio, el 54 por ciento de los bancos encuestados no pueden estimar a lo largo de sus organizaciones el costo de administrar sus riesgos y controles.

Dicho estudio, - a través del cual se encuestó a directores ejecutivos de 28 bancos comerciales globales y de inversión, que representan US$22 trillones en activos colectivos - encontró que en respuesta a la creciente dificultad asociada con el cumplimiento regulatorio, las organizaciones están comenzando a explorar en alguna manera lo que Ernst & Young llama “convergencia de riesgos", a través de la cual se busca alinear de manera estratégica el marco del control de riesgos y aumentar el desempeño del negocio.

Según Libardo Bueno, Socio de RAS (Risk Advisory Services) para Ernst & Young, el incremento masivo de nuevos procesos y mecanismos creados por reguladores como Sarbanes-Oxley, Basilea I, y Basilea II han generado un laberinto de sistemas e infraestructuras independientes difíciles de manejar, ya que como afirma Libardo Bueno: “Representan un problema para la industria, puesto que ninguna entidad financiera posee las herramientas necesarias para diseñar su marco de control ideal”.

Las infraestructuras basadas en silos son una de las razones por las cuales más de la mitad de los encuestados dijeron ser incapaces de estimar con exactitud el total anual de gastos en actividades de control de riesgos de sus organizaciones.

"El Vicepresidente de Riesgo Operacional de uno de los grandes bancos comerciales, mencionó que incluso no podría o no estaba en la capacidad de estimar el costo de su administración de riesgos y controles”. “Cuando las organizaciones no pueden contestar a esta pregunta, aún con estimaciones generales, esto habla mucho acerca del estado actual de la disciplina en riesgos", afirmó Libardo Bueno.

Mientras los encuestados estuvieron de acuerdo en que es difícil encontrar el costo anual total, todos ellos mencionan el hecho de reducir estos gastos como un objetivo; mientras que casi la mitad de los mismos, es decir el 48% espera que tales gastos aumenten durante los próximos dos años debido a factores como: crecimiento del negocio, la expansión global, un ambiente regulador riguroso y la necesidad de más talento.

Los resultados del estudio de Ernst & Young también indican que mientras la necesidad de controlar costos y mejorar la eficiencia son el motor para armonizar las actividades de riesgo y control, la convergencia de los riesgos también crea otros beneficios tangibles que son críticos para las Juntas Directivas y directores ejecutivos, las cuales incluyen:

Mitigación de Riesgos: A pesar de las inversiones significativas, las fallas en el cumplimiento siguen representando una amenaza tanto a nivel monetario como reputacional para las instituciones financieras y el mercado de capitales. Al tener armonizados los riesgos y las operaciones controladas, se reducen los gaps de cumplimiento, permitiendo mayor efectividad en la administración de riesgos.
Toma de decisiones Estratégicas: La coordinación y la información compartida entre unidades de control corporativas y unidades de negocio provee a los comités de la alta gerencia información de riesgo multidimensional que les otorga un soporte clave en la toma de decisiones.

No hay comentarios.: