miércoles, octubre 10, 2007

Productos eléctricos sin certificación: Un peligro para la vida de las personas


Interruptores, enchufes, tomas eléctricas y centros de alumbrado. Todos los hogares y oficinas cuentan con aparatos eléctricos destinados a controlar la distribución de la electricidad en las construcciones.
A simple vista parecen inofensivos, pero muchos de ellos pueden poner en peligro la vida de las personas que ocupan las edificaciones. De acuerdo a estadísticas suministradas por compañías aseguradoras, el 70 por ciento del total de incendios son en promedio provocados por un corto circuito, por lo cual la mitad es resultado de las fallas en los accesorios. Y la cifra sigue en aumento. Los proyectos de construcción en el país dependen principalmente de parámetros financieros, que dejan en segundo lugar los aspectos técnicos y de paso, la seguridad de las personas.
Según Jairo Rubio Escobar , Superintendente de Industria y Comercio, a su entidad llega en promedio una denuncia mensual respecto al cumplimiento del reglamento técnico de instalaciones eléctricas. “Nos llegan denuncias de usuarios y del mercado en general, de equipos eléctricos que no cumplen los requisitos técnicos o que presentan características de inseguridad”, afirma Rubio. “Posteriormente nosotros comprobamos si estas empresas cuentan o no con los certificados de conformidad y verificamos la seguridad de los productos a través de ensayos en laboratorios acreditados, lo que es un aspecto de vital importancia para garantizar la seguridad de los usuarios”.
Sobre este tema surgen dudas como: ¿qué es lo que los convierte en aparatos peligrosos? ¿Cómo evitar que pongan en riesgo la vida de las personas?
De cada tres productos en el mercado mundial, uno es pirata. Cada vez con mayor frecuencia, el mercado informal de accesorios eléctricos pone a disposición de los compradores, aparatos que pueden ser atractivos por su bajo precio, pero que no cumplen con los estándares de calidad necesarios para funcionar correctamente y que pueden provocar corto circuitos, incendios y hasta electrocuciones. “Es difícil que una persona del común identifique un aparato eléctrico real, de una copia”, dice Cesar Cabrera, Director de Calidad de Schneider Electric de Colombia. “Aquellos que copian productos cada vez más se preocupan por la apariencia y que no haya diferencia con el original, no les interesa si el producto no protege la vida o genera riesgos, les interesa que a simple vista puedan engañar al consumidor”.
Sin embargo, es importante saber que existen normas de calidad nacionales e internacionales que deben cumplir los aparatos eléctricos en Colombia, con el fin de evitar accidentes que signifiquen un riesgo para la vida de las personas. “Lo mas importante hoy en día es el cumplimiento del RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas) que es un reglamento orientado a la protección de la vida de las personas”, dice Cabrera, de Schneider Electric de Colombia. “Sin embargo muchos productos que son copias, dicen cumplir con esta norma, por lo cual, personas del corriente sin conocimientos técnicos son engañados con mucha frecuencia”.
Alambres, bombillas, cables, interruptores, multitomas, tomacorrientes, transformadores, cintas aislantes, tuberías, y en general, todos los productos usados en las instalaciones eléctricas deben cumplir obligatoriamente el reglamento RETIE y demostrarlo a través del certificado de conformidad, antes de su comercialización.
Esto evitará que los consumidores adquieran productos que no cumplan con las expectativas de los consumidores y que impliquen un riesgo para las edificaciones y aún peor, para su vida y la de su familia. “Por no utilizar materiales autoextinguibles, hemos visto cómo productos sin certificaciones producen llama y provocan incendios durante un cortocircuito”, reitera Cabrera de Schneider. “Lo mas grave es que los productos no actúan y las personas pueden morir”.
Conscientes de estos peligros, la multinacional francesa Schneider Electric, líder en distribución eléctrica, control y automatización industrial recomienda la compra de productos eléctricos a los canales certificados, que distribuyen equipos presentes tanto en el hogar, como en la industria y que cumplen con todas las normas nacionales e internacionales que garantizan la seguridad de las edificaciones y sus ocupantes. Cualquier usuario puede solicitar información y asesoría gratuita al servicio técnico – comercial de Schneider Electric Colombia en Bogotá teléfono 4269733 y resto del país 01900 33 12345.
Por su parte, la Superintendencia tiene también hace recomendaciones para los usuarios de equipos eléctricos: “Aconsejamos verificar que los productos cuenten con el correspondiente certificado de conformidad y que el importador o fabricante se encuentre inscrito en el registro obligatorio de la SIC ”, dice Jairo Rubio Escobar , Superintendente de Industria y Comercio. “Si van a realizar modificaciones o ampliaciones a las instalaciones eléctricas, deben tener en cuenta que se debe cumplir el reglamento técnico, esto es, que debe hacerse con personal idóneo con matrícula profesional, utilizar productos certificados y obtener el certificado de conformidad de la instalación”.

No hay comentarios.: